Plasma rico en plaquetas




Duración de la sesión:
30 minutos

Anestesia:
Crema anestésica

Resultados:
A partir de la 3era sesión

Duración de los resultados:
1 año

¡Es hora de recobrar la confianza en nosotras mismas!

Bioestimula las células de la piel, con tu propia sangre, las plaquetas son ricas en factores de crecimiento para renovar y lucir el cutis perfecto.





Beneficios del Plasma rico en plaquetas

  • Mejora la textura, vitalidad y elasticidad de la piel.

  • Recupera el tono y brillo de la piel.

  • Mejora arrugas y líneas superficiales.

  • Aplicable para todo tipo de piel.

  • Nutre la piel.

  • Ayuda a mejorar la autoestima y confianza.





PREGUNTAS FRECUENTES

llamado PRP, es un tratamiento estético basado en el potencial de curación de la sangre para bioestimular las células de la piel. Las plaquetas son ricas en factores de crecimiento, los cuales se encargan de activar y estimular la regeneración celular, de esta manera conseguirás un cutis terso y saludable. El tratamiento es muy sencillo y prácticamente no conlleva ningún riesgo o contraindicación.
Lo primero que se realiza es una extracción de sangre al paciente. Esta extracción será sometida a un proceso de centrifugado con el fin de separar el plasma y, de este plasma, obtener la fracción rica en plaquetas que será la que se reinyecte en la piel del mismo paciente con un dispositivo denominado Dermapen que hará que logremos mejores resultados. El procedimiento siempre lo hace nuestra especialista, la Dra Korey Fukumoto, ya que tú mereces seguridad y estar en manos de un profesional certificado.
El efecto no es inmediato, pero prácticamente desde el momento en que se realiza la técnica se nota cierta mejoría. Los resultados van apareciendo con el paso de los días, observándose el efecto máximo a los tres meses.
El número de sesiones dependerá del grado de envejecimiento de la piel, pero por regla general lo habitual es realizar por lo menos 3 sesiones al año.
La gran ventaja de este tratamiento es que es autólogo, es decir, que el plasma se extrae del propio paciente, por lo que no producen alergias, rechazos o contagio de enfermedades. Esto permite afirmar que, en principio, no existe ninguna contraindicación para la realización del tratamiento.