Limpieza facial profunda con punta de diamantes




Duración de la sesión:
45 minutos

Anestesia:
Crema anestésica

Resultados:
Inmediatos

¡El verdadero glamour continúa con una piel facial renovada!

La microdermoabrasión o punta de diamante es un tratamiento no invasivo y una de las soluciones para mantener la piel joven y limpia. Mediante un micropeeling, se va exfoliando la piel con distintas intensidades, extrayendo las células muertas y puliendo de forma gradual, por capas.





Beneficios de la Limpieza facial profunda con punta de diamantes

  • Reduce manchas producidas por el sol.

  • Disminuye las líneas de expresión y cicatrices de acné.

  • Reduce poros dilatados.

  • Elimina células muertas e impurezas.

  • Incrementa producción de colágeno.

  • No require tiempo de recuperación.

  • Indoloro.





PREGUNTAS FRECUENTES

Se trata de un sistema abrasivo físico de arrastrar, es decir, mediante una lija, un torno o partículas de aluminio propulsadas por el aire. En Sklam la utillizamos para eliminar las capas superficiales de la piel que presentan alguna lesión como arrugas, cicatrices o manchas. Permiten preservar las capas regeneradoras de la piel a partir de la cual se regenera una nueva carente de lesión.
La microdermoabrasión funciona mediante el uso de una punta de cristal/diamante en la piel que actúa sobre la superficie de la piel para rejuvenecerla y aclararla. Esto exfolia suave, pero vigorosamente, la capa superior de la superficie de la piel, eliminando las impurezas y la capa muerta de la piel. La microdermoabrasión no es invasiva y no requerirá medicamentos. No debería doler y su sensación se describe como un pequeño hormigueo en tu piel. El primer paso es limpiar a fondo la piel. Después, para los tratamientos más profundos, se aplica una anestesia local en la zona a tratar. A continuación, se pasa el sistema dermoabrasor con tornos de diamante. En este paso se limpia y desinfecta. Para concluir aplicamos una crema reparadora en los tratamientos más superficiales, y pomadas cicatrizantes en los otros.
Dependen del paciente y su tipo de piel pero para las dermoabrasiones superficiales son necesarias varias sesiones, entre 3 y 6, cada 15 ó 30 días. Después de las sesiones iniciales, quizás necesites un tratamiento de mantenimiento ocasional para completar y continuar el buen estado de la piel.